Isla con Olga Connor en El Nuevo Herald

Margarita García Alonso y Maya Islas: `Isla: el libro imposible’

Zu Galería se está convirtiendo en el lugar para escuchar poesía en Miami, y cuando el arte se une a la letra como sucede en Isla: el libro imposible (Ediciones Hoy no he visto el paraíso) razón hay de más para presentarlo.

Así sucedió el 20 de agosto cuando Maya Islas acudió a la galería, en representación de la artista y poetisa Margarita García Alonso que reside en Le Havre, Francia, y en el suyo propio, para presentar este libro que fue producto de inspiración y retroinspiración para culminar en arte y palabras al aire. Manny López, director de Zu Galería, expresó que la internet se ha convertido en un sitio muy valioso para poder ver un librito como éste que considera “una joya”. Primero fueron las viñetas a todo color que envió Margarita a Maya. Después fueron los poemas de Maya inspirados en las imágenes de Margarita. Cuando Margarita los recibió, ella también quiso sentarse al teclado y dar su reacción a los poemas de Maya.

“Estoy aquí hoy por Margarita García Alonso, que me envío en 2006 esta serie de imágenes”, explicó Maya. “Y le respondí que me gustaría escribir textos sobre este libro, `la imagen me provoca la palabra’, le dije. Ella no contestó nada, pero cuando los recibió, escribió sus textos también”. El libro está en la internet, pero se puede comprar, informó Maya. “El tema es la isla de Cuba, aunque no desde el punto de vista político, sino telúrico”, siguió diciendo. “Es una relación con la tierra de los que hemos nacido en esa isla. La isla es una metamorfosis, es un lagarto, es como en las pinturas de Margarita, una niña pelirroja, y la niña viste de blanco –por eso me vestí de blanco–, es el blanco visto como pureza, y al final de la serie hay dos niñas gemelas encima de la isla”. Maya quiso creer que representan a las dos poetas.

Copias de las imágenes estaban colgadas en tendedera sobre la pared de la galería, con las niñas sobre la isla que Margarita había colocado en varias actitudes: abrazándola como si fuera una mascota; o caminando sobre esa pequeña figura de caimán; o sintiéndose solitariamente erguida en el centro, señalando a una palma real simbólica; o en parajes, como Maisí o el Cabo de San Antonio, a los dos extremos de la isla. Con cabellos de colores vívidos y ojos asombrados, estas niñas representan la añoranza de una tierra paradisíaca que ha caído en el estupor.

El mejor ejemplo es reproducir textos de las dos sobre una de las pinturas, la de la niña parada en la porción oriental de la Isla de Cuba. De Margarita García Alonso: “Perder su lengua/ Perder sus padres/ Perder su alma/ Sin gritar./ Perder las ataduras/ y habitar de recién llegados/ un mundo encumbrado de ausencias./ Golpe bajo sobre una mesa/ de una isla lejana, en lo invisible/ flotando y maldiciendo los ojos”. De Maya Islas: “Podemos decir/ que al final de la isla/ existe una princesa nihilista./ Rompió los sueños/ y su vestido blanco/ se convirtió en sol /flotando de rama en rama./ No hay noche en el mar/ Y los peces sí escuchan”.

olconnor@bellsouth.net

Read more: http://www.elnuevoherald.com/2010/08/31/792511/margarita-garcia-alonso-y-maya.html#ixzz0yBiHfkJ9

Anuncios