AMARAR

Editions Hoy no he visto el Paraiso tiene PAGINA Y SEGUIDORES EN FACEBOOK y anuncia que en breve contará con nuevo titulo: la novela AMARAR EN PORTO MATANçAS, que comencé a escribir a los catorce años y tras múltiples perdidas, exilio, desinterés de editores, concursos abortados  porque si no envías tres, queda de lado, etc, etc, saldrá bajo el sello del Centauro Paradis Virtus AL.

 Amarar cuenta el regreso a la ciudad de Matanzas de un poeta anciano, quien  ha vivido en el mundo artificial de la diplomacia y tiene como oficio el de “Testimoniante de pasiones”. Su perenne estación de viejo, se enfrenta a la leyenda de la isla donde existe un estático verano y pone a dura prueba sus certitudes cuando encuentra a una muchacha, poetisa de provincia, que arroja, noche avanzada, manuscritos al río San Juan.

A la cacería de textos, junto al barrendero de la calle donde nació José Jacinto Milanes, se suman poetas, intelectuales de la ciudad y de Cuba, pues se inspira de  personajes que viven y escriben entre los puentes, dejando un puzzle de sentidos a más de dos décadas de la historia de las letras cubanas, vistas desde la óptica de los amantes, con un final a dos tiempos:  antes de la tragedia humana que es descubrir que todo cambia, incluso la oscuridad absurda del alma, hasta la balada que silban los personajes en la blancura de una calle nevada de Europa.

 En especial, quiero al Ángel, personaje que se forma cuando cada uno de los participantes, cede su ego, premios, piel, huellas dactilares, y este conforma su estructura, su ser aureolado con fragmentos. Es quien rescata lo que cada uno de nosotros lleva como luz.

 Hasta el momento han leído fragmentos  Juan Carlos Recio, quien espera más: “Mi primera lectura ha sido de un tirón, es muy bueno, fluido, los personajes respiran y uno entra a su siquis, es muy bueno”.

 Sonia Díaz Corrales, quien escribió por Facebook : “ …lo de la calzada y el resto me gusta como loco, es muy onírico, me pierdo en lo que no leo, o sea seguro el resto de la narración, pero me encanta, es super rarillo, pero sí se entiende, claro que sí, desespero por saber a qué, con certeza, va a matanzas y ese oficio tan raro… »

Y Belkis Cuza Male quien me dejo anonadada con tanto querer: “Marga, querida, qué grande (sí, grande) escritora eres. Un texto digno de la mejor literatura.  Creo que la Normandía es buena tierra para sacar los desvelos a las escritoras como tú.  Mirando esos faros que iluminan fantasmas, y subida al techo jaloneando las orejas a las grandes tormentas, escribes que da gusto leerte…”

 Si me preguntan si es autobiográfico, desde ahora respondo que no escribo nada que no haya vivido, en algunos de mis cuerpos, sea el físico como el astral o el poético y todo hilvanado con los inventos de estos ojos que han visto el  mundo desnudo, o lo ha soñado como una simple poeta que escribe cuentos.

Editions Hoy no he visto el Paraiso a rejoint Facebook.

Anuncios