Recuerdos de El DORADO

vendredi 26 novembre 2010

Miami cuenta con Manny LOPEZ y El dorado POETICO

La semana última, del 15 al 20 de noviembre, estuve por Miami gracias al empecinado promotor cultural Manny López, quien soltó la Jornada de la Literatura alternativa en plena Feria internacional del libro de Miami, 2010.

Mucho se ha escrito sobre Cultura Alternativa. La historia humana ha recogido lo que considera “clásico” para bien de muchos letrados e iletrados que la utilizan para citar y ponerse el cartelito de cultos.

En los tiempos que corren, con las nuevas tecnologías disipando nubarrones ego –oficodianos, afloran del subsuelo textos, poemas, letras, músicas, pinturas, testigos de que por allá abajo, donde se funde la mierda de los de arriba, con el guano de las historias personales, germinan piezas memorables, y el carbón está dispuesto a la transformación.

En el caso isleño, para los escritores “salidos” de la prostituta tierra que les vio nacer, las experiencias de exilio no han sido paritarias, muchos no han contado con el viento a favor, y hay naves que corren los mares, otras estancadas en puertos lejanos y otras simplemente perdidas en alta mar.

Las razones, no creo estén solo ligadas al talento o al trabajo cumplido; el mundo de las letras, los premios, y las publicaciones siempre ha tenido un raro tufillo y cada caso es único, – desconozco como emerger entre tantos, así que no me pregunten- sé a quienes no le ha sido dado adaptarse a la connivencia del pecado de reunión con “las buenas personas”, y queda claro que mucho no se ha echo y mucho queda por hacer para que las letras “desterradas” sean fuerza de individualidades, promesa de palabras, ecos que tumban las sombras.

Es como si hablara de “Otra Realidad”, de la capa donde se desliza la arena. Yo que estoy, no me he permitido ser fiera y comerme al cercano; ni he sabido hacerlo, ni he podido, ni pedido, y de nadie es la culpa, solo mía por poner el mantel y la comida a mi hija de antemano y buscar la cabeza, la social, en pozos sin agua.

A amigos cercanos también le ha ido de espanto literario, décadas y décadas donde, -sin apoyo “Uneacniano” exterior, ni de exilio rescata talentos- acumulan manuscritos como montañas de piedras. Lo cierto es que la creación, si no sale en su época, tiende al desespero y a agriar.

Lo cierto es que el texto, mil veces revisado, transformado, puede incubar la maestría, “la obra”, como también no llegar a nada, pero a nadie le gusta batir el huevo y quedarse con las ganas de saber si quedo a punto de panetela borracha.

Lo dicen en cualquier esquina de barrio, nadie es rey en casa; el siervo de los poemas, quien come migajas, puede que sea un excelente cocinero… quizás ahora , en que ser patriotero permite publicaciones en las mismas editoras que siempre han estado des -oteando , hay un despertar de los escritores , y se reconoce que no es bueno buscar jabones en el piso porque, entre carceleros , oportunos y listos escribidores, la obra, esa obra se perderá a jamás.

Tirando al escusado excusado los tintes políticos – me prometí no hablar de ellos, solo mencionar el preciosismo geográfico de los intelectuales cubanos, dispersos hasta en la cueva de Matusalén – con Internet, todos pueden difundir su trabajo e ideas sin tener que acomodarse a los intereses de ninguna editora, o jefe, y créanme, de golpe te pueden pasar lombrices por pescado, pero a las muchas leídas se sabe donde hay trabajo y voz o pluma diferenciada que merece reconocimiento.

Personalmente, me gusta el término “underground” – subterráneo en español – pero me quedo con “espacios, movimientos, personalidades autónomos”, que se enfrentan al olvido o el rechazo.

Fíjense a qué se asocia cultura alternativa: “desambiguación”, “contracultura”, “paralelo”, contrario, ajeno, resistencia artística, clandestino – y en el saco: punk, metálica, tatuaje, grafiti, rastafaris , rockeros, hippies, skaters, reggaetoneros, hip hoperos, raperos, salseros, fandangueros, fetishers- y paso, porque me son ajenos.

No tengo que ir hasta el oráculo de Miami Beach para afirmarles que hablo de poetas y narradores cubanos, de roturas, casualidades, fuerzas y debilidades humanas que no salen a bailar merengue en la puerta de las Oficodas , las cuales deciden lo que vale; y sé que hasta el sol de esta mañana normanda, no he conocido a nadie que rechace ser publicado, leído, o la aceptación de la comunidad.

El resto, las fabulas de “malditos”, les han caído de los gajos del exilio, no se las han puesto por vida monacal o exclusión suicidaria del agridulce contacto social – y eso que a veces es mejor morirse que pegarse a ciertas ostras infecundas, porque para limpiar peceras hay que nacer del pez con la boca que mama.

Carmen Duarte escribió sobre el tema: “Algunos consideran que la literatura “alternativa” es rebelde porque se sale fuera de los cánones establecidos y de los medios oficiales o monopolios editoriales. Desde cierto ángulo puede que tengan razón porque todo el que no sigue los pasos establecidos es considerado un rebelde, sin embargo si se tiene en cuenta que las obras literarias que un día fueron rebeldes se convierten en tradicionales ante la vista de las futuras generaciones, puede que la literatura “alternativa” sea una mirada de lo contemporáneo con veinte años de adelanto.

En conclusión, la literatura llamada “alternativa” es tan válida en cuanto a calidad y forma como la literatura tradicional, solo que tiene menos difusión que la publicada por los monopolios editoriales, sin embargo sobrevive gracias al impulso de sus creadores empecinados en darla a conocer a través de sus pequeñas editoriales”.

En el mismo artículo encontré este comentario de Teresa Dovalpage : “… mi admiración por los editores “alternativos” que muchas veces tienen que librar batallas dobles. Primero, con los distribuidores, que o les ponen mil reparos o de plano no les aceptan sus libros, y luego con sus competidores, las editoriales grandes que pueden comprar espacio principal en los estantes y mesas de novedades de las librerías. Hace falta valor (y $$, claro) para lanzarse a la aventura de la edición independiente…”

Pero volvamos a la utopía de Manny López, responsable del desembarco de la tribu poética en Miami. La plaza de las lecturas, recuerda al vellocino de los cuentos El Dorado(El Dorado Furniture / 2475 SW 8th. Street). Visto desde la Europa y desde dentro es de una bondad de hadas, una mueblería enorme donde encontré las camas de todos los pecados, amantes y recitales – si me dejaran, lo haría- de esos tendidos a lo romano, griego o cubano de hamaca.





El elenco: Conferencia magistral de la Dra. Elena Tamargo, sobre Sor Juana Inés de la Cruz, “Se hizo monja para poder pensar” (lunes 15); el martes 16 llegué del norte de Francia conLezamillos, el libro que ilustré a partir de personajes de la obra de José Lezama Lima, con el cual celebro su centenario; y el poemarioMaldicionario, ambos de Editions Hoy no he visto el paraíso – una de esas casas editoriales web , que surge ‘alternativamente” con las tripas, y el cansancio de bucear.-

El miércoles 17 fue deAntonio Alvarez Gil, llegado del norte europeo, con la novelaDespués de Cuba, de la editorial Baile del Sol.

El jueves 18 fue del poeta Manuel Sosa, quien recorrió Estados Unidos para acercarse a Miami, y con poemas inéditos puso el salón a afirmar de cabeza; y deSonia Díaz Corrales, quien tiene un talento especial para hilar versos, y quien llevaba, bajo el brazo, su primera novela El hombre del vitral, de la editora de Islas Canarias.

El viernes 19, fue enDelio’s Photo Studioel encuentro de la poeta Ena Columbié y de la narradora de Taos,Teresita Dovalpage , con el libro El difunto Fidel, de Idunaediciones.

El sábado 20, Félix Luis Viera – llegó de México- con el poemarioLa patria es una naranja, publicado igualmente en Iduna, con la complicidad deAbsalón ediciones.

Súmele que por ahí pasaron, apoyaron y compartieron amigos del arte, periodistas y escritores renombrados:Heriberto Hernández MedinaKarin Aldrey ;Belkis Cuza Malé ;
Carlos Pintado, Emilio García Montiel, Andrés Pi, Enrisco, Delio Regueral, Baltasar Santiago Martín, José Caballero, Manuel Vaquez Portal, Leyser Martínez, José Ramón Morales, Odalys Curbelo, Juan A. Sánchez, Sindo Pacheco, Nilda Navarrete, Gabriel Lizárraga, Ileana Fuentes, Jorge Posada, Arístides, Guadalupe León, Mayito Prado , Verónica Cervera, Niurka Palomillo, Felix Anesio, Many Delgadillo, William Rios, Joaquin Estrada Montalvan, Vanessa Alonso, Adalberto Guerra… y la lista es larga y calurosa, porque de pronto Miami supo que quedaban sobrevivientes, y que habían afectos y formas humanas de acercarse a la literatura y el decir.

Hubo intercambio, de la Feria oficial con sus callejuelas comerciales y lecturas en salones inmensos, tras cotizar acceso con dolores, a mí me lo pagaron- a estas Jornadas , donde toda la ciudad de Miami se movía y se reunía extra cercas. Manny López brindó a los creadores, a su obra, la libertad que es no sentirse arruinado, o disminuido por lejanías de comunidad, y sobre todo la fe, esa que falta cuando se dedica uno al oficio de solo.

Al margen del término “alternativo”, y de sus acepciones, la proposición salva, e indica, a los que dirigen desde la oficialidad, que negar la fluidez de lo que emerge, de lo que surge por acto de vida, es cerrarse ellos mismos el negocio.

Ya lo he dicho en otras ocasiones, si fuese editor, o empresa, los acogería y ayudaría a seguir el camino, y en la que viene, ofrecería apoyo; porque las tribus de escritores sueltos, en las jornadas alternativas, germinaron humanidad, son muchos los seguidores, y se sabe, no le pidas a la planta que crece y es amada que se quede en bonsái.

Miami merece a Manny López, porque tiene consciencia del riesgo, asume, brinda lo novedoso. Elevando su utopía a evento inolvidable, a amor por la cultura, se ha convertido en universal. Con “Zu” galería, “zu “ visión del arte y las letras , “Zu proyecto”, rescata creadores, – repito, ni marginales, ni rebeldes, ni saltimbanquis- y contribuye a que la vida, la que pasa cuchillo y pone en su lugar al que forma la algarabía perso, como al que silencia y pone aridez en el suelo circundante- termine revuelto en el ego o la perversión.

Los que tomamos aliento en el detalle, la plaza no oficial de El Dorado será en adelante símbolo de las letras cubanas (menos sumergidas a partir de este noviembre), de la amistad, de la poesía, del acto poético ; y andamos contentos, le apoyamos, porque ha soltado un ruidillo fuerte, de boca en boca se pasa la información, y se reconoce que la cultura, sea cual sea el mojito o cómo se prepara, él que se atreve a lanzar a la escena al olvidado o menos frecuentado, corre el riesgo, pero gana, como es un hecho en esta Jornada de las Literatura (s) alternativa ‘s’, porque lo hizo por creencia, cubanía , profesionalidad de comunicador y promotor, y la bondad que estremece. Agradecida.

Fotos de Gabriel Lizarraga, Karin Aldrey , tomadas de facebook.

 

 

 

Anuncios