Nuevo Título: Apología de Margarita García Alonso, de Javier Guzmán Simón.

Editions hoy no he visto el Paraíso, se complace en presentarles el ensayo  Apología de Margarita García Alonso, de Javier  Guzmán Simón. Escrito como introducción al poemario Maldicionario, la originalidad y lenguaje del alegato, le convierten en pieza distinguida de la crítica literaria contemporánea.

Semblanza de Javier Guzmán Simón

Nací en 1980, con la recién estrenada constitución española, de mi padre y de mi madre (o se creían que era extraterrestre, aunque algo de divino tengo…). Mi padre D. Antonio Guzmán Piñero, cirujano de profesión, procedente de Carmona. Mi madre Cristina Simón Moreno de Vega, enfermera, nacida en La Habana, de quien me viene la a-ficción y la sangre de Cuba, esa que se turba y se revoluciona con cada noticia de la isla, o la que pánfila descansa de tanto descanso.

Mi infancia son recuerdos de una calle sucia de Sevilla y un cielo lluvioso y torrencial. El 16 de Octubre de cada año muero un poco más además de hacerlo cada día. Mi infancia es algo que no quiero o no puedo recordar, sólo sé que de ella nació el ser mediocre que ahora escribe esto.

Estudié la primaria en el colegio San Antonio Mª Claret, del que salí más comunista que Stalin. Realicé el bachillerato en el instituto Fernando de Herrera, notas bajas para la rama de letras puras: Francés (que odio profundamente, aunque no menos que el inglés), latín, griego, filosofía…

Con 18 años me echaron al mundo, y no estaba preparado, así que ingresé en la facultad de Filosofía de la Universidad de Sevilla. En 2006 me fue concedida una beca Erasmus (u orgasmus como algunos la llaman) en Mainz, a 50 km de Frankfurt, en el land de Rheinland Pfalz. Allí realicé estudios de alemán, Heidegger, Hume, Husserl y tutti cuanti. He de decir que con gran aprovechamiento y gran éxito académico.

Actualmente sigo en Sevilla estudiando Magisterio Musical. (Soltero y sin compromiso).

Comprar


Anuncios