Lanzamiento de Breviario de margaritas, poemas de Margarita García Alonso

plantilla

Breviario de margaritas

Autor: Margarita García Alonso
Estado: Público
N° de páginas: 67
Tamaño: 150×210
Interior: Blanco y negro
Maquetación: Grapado
Acabado portada: Brillo
ISBN eBook en PDF: 978-2-919441-33-4

En venta en BUBOK Y LIBRERIAS DE ESPAñA Y AMERICA LATINA

MUY PRONTO EN AMAZON

01

Breviario de margaritas.

En la plaza del pubis, la galaxia.
Mi madre abre el templo
y el incienso abisma la flecha
que tienta la ventana.

En criatura me deslizo
sobre una roca, desangro
el caballo de la infancia.

Relieve de fracasos,
en púrpura renacentista:

el poro sobrevuela
el tapiz de lanzas
que se hunden
en mi entraña.

Soy la centinela,
amamanto lo raro,
copio versos que cuelgan
junto al atrapa moscas
de la sala.
Aprieto la cuerda,
saco la lengua
y campaneo con la úvula.

Mi pubis bíblico de adolecente
entrechocaba la nuez del diablo
y producía milagros:
el pez al servicio de la agalla,
respiraba, torcía la costura,
se hacía único.

Sobre la colina la nube
me redondea el vientre,
es mi hija que cae
al amanecer de un verano
en la boca del potro salvaje,
donde desclavo el anzuelo
y ajusto una perla.

Qué rápido pasó le treintena,
el nocturno tumulto
del banderín tendido
que ahora cambia el rostro
repleto de tachaduras
por uno menos triste.

Está por caer la noche,
se fue mi padre,
han partido los abuelos,
mis hermanos se asustan
cuando mi madre no me
reconoce anciana.

Tan lejos como un agujero negro
serpenteo el infinito golpeada
por desperdicios terrenales.

Necesito diez mil años,
setecientos caballos veloces
para cumplir la tarea y
me entro a golpes, quiebro
el bochorno de no hacer nada,

me sacude un temblorcillo
como si fuese una fiera
que comiese migajas.

Desapareceré en esta década,
con mi última peineta de malos dientes

no tuve y no gasté dinero
en cremas, dietas, tintes,
sellos de correo,
zapatillas ata tobillo
para turbulencias poéticas

como cualquier payasa en retiro
no entro al Circo,
no tengo reposo con la maldita angustia
que centellea, me llama al orden

cuando espanto al usurero de islas,
al galerista capado,
al ambicioso cobrador
de moralidad,
al académico de bolsillo,

me es indiferente la Corte,
la testosterona y su destino fálico,
la crítica,
la autofagia,
el canibalismo.

He desbaratado cualquier trama
que me lleve a la cumbre

como un boomerang australiano
regreso a la niña descalza,
a la letrina del patio,

regreso a su espalda,
al primitivo encanto
del sexo
con más ardor
que una abeja
sobre el suicida
que salta.

Aunque quisieran
no encontrarán el hilo
de mi conversación con vacas

fumo manuscritos
doblo papelillos y
hago filtros con sentencias,

mal arenada
como rosa del desierto
en un breviario cabalístico

donde caen ecuaciones
que descienden del vapor
al hueco miserable de mi mano
y de ahí a la raíz

la raíz, la raíz de mi planta
nunca tuvo tierra,

sobre un algodón húmedo
muestro raicillas
y dos semillas pálidas

son mis ovarios carbonizados
que no ayudan a matarme.

Pesa la vejez,
pesa el astro que fuimos
la coja encorvada
amarillosa y maloliente anciana
que deambula sin sombra
en un paisaje nórdico.

Rezad por mí
que tanto he olvidado

rezad en cada tercera línea,
frente a la aldaba equivocada,

estoy parada a contra viento
para que lleguen a tocarme.

02

734165_10151372845679243_1517717850_n

Cosmogonía, cosmos-agonía de la brevedad, poemas (2013) de  Margarita García Alonso.

Margarita García Alonso. Matanzas, Cuba, desde 1992 reside en Francia. Periodista, poeta, y artista visual. Autora de diez poemarios, cuatro novelas y de cuadernos de arte. Licenciada en periodismo de la Universidad de la Habana. En Francia obtuvo el Máster en Industrias gráficas. Posee numerosos premios de pintura, artes visuales y literatura. Aparece en más de cinco antologías y variadas revistas. Premio de la Taberna de poetas francesas en el 2006. Premio de la Fundación cultural Miguel Hernández por su creación gráfica Pájaros azules para el poeta, 2014. Su trabajo en el arte contemporáneo es considerado Patrimonio de la Normandía. Ha sido facturada en la Colección “Spotlight on France”, de la galería Saatchi- on line, de Londres. Dirige la poco rentable, desconocida pero histórica Editions Hoy no he visto el paraíso.

 

Anuncios