Breviario de margaritas, confesionario de García Alonso, por Ena LaPitu Columbié en el EXEGETA

Breviario de margaritas, es el libro litúrgico de García Alonso, su confesionario. En él vuelca el conjunto de obligaciones y deberes que ha sobrellevado a través de su sacerdocio íntimo. Como todo breviario, expone y comparte, desde su mundo interior, y logra que el lector no pase de largo. POR Ena LaPitu Columbié 
 Carencias y dádivas en el “Breviario de margaritas”
Ena Columbié
El poemario Breviario de margaritas (Editions Hoy no he visto el paraíso, 2013) de Margarita García Alonso, me ha llamado particularmente la atención, ya que hay un aparente interés de la autora por desechar, —o por lo menos disminuir, la utilización de los colores como símbolos cromáticos indicadores de emociones, y situaciones, que han sido utilizados frecuentemente en otros poemarios anteriores. Luego de la lectura encontré la trampa. Como artista de formación multigenérica, Margarita sustituye los colores por imágenes plásticas, que muestran la materia real, el objeto en sí, en un tipo de situación que genera un retrato completo, e imprime colorido a la frase: hierro caliente, carne descompuesta, utensilios oxidados, flores secas, hotel barato, poema manchado, sangre corrompida, cuerpo caliente, manos sucias, cuerpo estrujado, bellotas podridas, yerbas secas, algodón húmedo…Estas imágenes y otras un tanto más abstractas: turbulencias poéticas, breviario cabalístico, semillas pálidas, lujo intransferible… convierten el libro en un corto que narra el sentimiento que la prende; un manojo de poemas, que ensartados cinematográficamente, funcionan como escenas de una hecatombe interior.

He fallado:
quise retenerme adolescente,
quise que mi hija fuese siempre niña,
pero usé el santo que no conviene,
jugué el número que no tocaba,
usé la bárbara costumbre nórdica
de la sal
sal gruesa en la acera,
sal en la puerta
para espantar la nieve,
el mal ojo, la escasez,
la fatalidad.
La poesía de Margarita García Alonso se determina por la fortaleza y los recuerdos. Con un discurso íntimo, como si contara la historia de su debacle —pasado y reciente, relata tal si fuera un cuento de ciencia ficción: Tan lejos como un agujero negro/ serpenteo el infinito golpeada / por desperdicios terrenales; y también: A quién importa/ si su santo cuerpo/ ha desaparecido/ de las rutas astrales.

Esta es también poesía de la carencia. Falta mucho para la conformidad de Alonso, ella ya ha visitado el planeta, consciente e inconscientemente, lo ha vivido, y por eso grita que está: sin tiempo, sin fuego, sin que el gris [le] abandone, sin verde, sin rocío, sin salida, sin rostro, sin que el alma sepa, sin sentido, sin sombra y en silencio. Su tono coloquial, acrecienta la cercanía a esas carencias íntimas.

Si le beso, todos los ruidos
dejarán de existir,
y le beso
sobre el lienzo difunto
de los pretéritos.

Como si fuera conciente de todas esas faltas que la acosan, Margarita desde su enajenación, recuerda también todo lo dado por obligación y por amor:

cuidar hermanos,
cuidar a ancianos,
cuidar a enfermos,
cuidar de los castigados,
cuidar la limpieza,
cuidar la bata,
cuidar los zapatos,
cuidar de escupir,
cuidar el himen,
cuidar cuidar cuidar

Es tanta la desazón por lo desposeído y lo regalado, que decide por último, en un acertado final, gritar su angustia formal y solemnemente, esperando el contacto redentor que conduce a la calidez y la mejora.

estoy parada a contra viento
para que lleguen a tocarme

Breviario de margaritas, es el libro litúrgico de García Alonso, su confesionario. En él vuelca el conjunto de obligaciones y deberes que ha sobrellevado a través de su sacerdocio íntimo. Como todo breviario, expone y comparte, desde su mundo interior, y logra que el lector no pase de largo.

Publicado por Ena LaPitu Columbié  en el EXEGETA

 

 

1535699_817050541645275_2119907174_n

 

Ena LaPitu Columbié. Guantánamo, Cuba. Escritora y artista. Licenciada en Filología. Ha obtenido numerosos premios en crítica literaria y artística, cuento y poesía. Tiene publicados los libros: Dos cuentos (Narrativa. Cuba-1987), El Exégeta (Crítica literaria. Cuba-1995), Ripios y Epigramas (Poesía. Cuba-2001), Ripios (Poesía. USA-2006), Solitar (Poesía USA-2012) y Las horas (Antología. USA-2011). Ha sido publicada en las antologías: Lenguas Recurrentes (Cuba 1982), Lauros (Cuba 1989), Epigramas (Cuba 1994), Muestra Siglo XXI de la poesía en español (USA 2005), La Mujer Rota (México 2008) y Antología de la poesía cubana del exilio (España 2011). Co-dirige las editoriales, EntreRíos y AlphaBeta. Ha colaborado en las publicaciones, La Araña pelúa de París, y las revistas norteamericanas La Peregrina Magazine, Linden Lane Magazine, ¿Qué pasa? y Decir del agua; así como en diversos proyectos privados independientes. Reside en Miami, Florida. Fotos suyas han sido publicadas en periódicos, revistas especializadas en arte, y en otras publicaciones seriadas; también han ilustrado libros y trabajos de poesía y ensayos en varios blogs. Muchas de sus obras tanto de fotografía como de pintura forman parte de colecciones privadas y de galerías. Dirige el blog de Ensayo y Crítica artística y literaria. y Ena Columbié

breviario en amazon

 

 

Anuncios