En un taburete incómodo Wiera Gran.La costurera de Malasaña, poemas de Margarita García Alonso

001

En un taburete incómodo Wiera Gran.

Wiera Gran cantó
en un cabaret famoso de Varsovia.

Durante meses fue el piano de Szpilman
a veces la tecla desafinada que olfateaba
el gueto sin calefacción, cerrando el guante,
enjaulada en el abrigo de la niebla.

Perdió un hijo de inanición;
perdió a su madre, a las hermanas,
escondida en una aldea, arrastrando
la acusación de haber trasnochado
en la puerta del infierno.

Algunos supervivientes aseguran
que en compañía de verdugos
gozaba de mesa en el café Sztuka,
y su belleza aplazaba o condenaba.

Tras la guerra, en un taburete incómodo
Wiera Gran dormía con un martillo
y un destornillador sobre la almohada
de plumas de cisne.

Aguardaba en un barrio lujoso de París,
abarrotada de cajas, de recortes de periódicos,
a que regresara el timbre apagado de su voz
y la creencia.

Cada primavera Wiera Gran levantaba piedras
enloquecida de los perros que aullaban
sobre el hervidero donde los pajarracos del tiempo
escarban el vientre de los Hombres.

Cuentan que su inocencia confunde
y a falta de pruebas se liberó en el 2007
de escuchar: «¿Pero tú no estás muerta?»

1237566

portada

del libro LA COSTURERA DE MALASAñA, de MARGARITA GARCIA ALONSO,

EDITIONS HOY NO HE VISTO EL PARAISO, 2012

en venta en BUBOK Y AMAZON

Anuncios