Una mala y varias buenas noticias.

Una mala y varias buenas noticias.

 

Me informa Bubok. que anoche hackearon la página donde vendía mis libros. Al parecer, la mano poderosa que impidió al Usuario:Goldvolt/Taller – de abrirme un espacio en la Wikipedia alegando que no tengo curriculum,  le besó el culito al diablo y dominado por la ira fue a castigarme.

Lo interesante es que una semana después de comentarlo en la red, aparecieron muchos contemporáneos en la Wiki, en respuesta directa : « yo sí valgo »

La plataforma constató que la operación se realizó desde Méjico, un especialista entró comenzó a borrar uno a uno los libros, se subió en odio potencia 10 y me eliminó, así, como se fusila desde el exilio, pero el sitio me ayuda a restablecer lo perdido.

Lo anterior me alegra pues había efectuado correcciones y, por vagancia y/o apatía no subía la última versión. De todas formas pueden adquirirse en AMAZON/

Desde un principio, cometí el error de poner mis libros separados de la Editora, error que hoy me llena de felicidad pues siguen disponibles los autores de Hoy no he visto el paraíso. AQUI

Después de tal orgasmo,  el kacker invadió a la editora en WordPress y ha virado los links, entre otros daños, que verifico, post por post.

Rememoro, fundé las Editions Hoy no he visto el Paraíso en el 2006, tras dos años de gestiones para poder ejercer el oficio y recibir los ISBN de la Biblioteca de Francia, donde registran las obras.

En ese tiempo, obtener el famoso ISBN requería empeño y constancia, no los regalaban como hace, por suerte, Amazon. Tampoco se podían bajar las plantillas, y un sin fin de problemas técnicos propios de la Web arcaica, extendía el proceso.

Fue la primera editora virtual del patio, inmediatamente seguida. Para publicar, la editora y revista de Belkis Cuza Malè asumía el reto y, al mismo tiempo, despegó la de . L Santiago Méndez Alpízar (Efory Atocha).

La Biblioteca tiene obras de: Odette Alonso, Juan Carlos Recio, Tinito Díaz, David Lago González, Pedro Assef, Laura Pérez, José Manuel Poveda, Alberto Lauro, Felipe Lázaro, Javier Guzmán, Carlos Augusto Alfonso y mis poemarios y novelas.

Felicito a los autores por la confianza y, a la vez, me entristece que los periódicos financiados para hablar de Cuba –desde entonces- decidieran censurar estos libros, Et vacuus, ut deferretur, largamente superada esa mentalidad pues hoy esos mismos señores dan « el brazo » por aparecer en catálogos virtuales.

Me alegra mucho que el relevo este asegurado y proliferen actualmente las editoras virtuales y las páginas dedicadas a la literatura.

Nuevamente agradezco a los que dedican su presupuesto a hackear y desaparecer personas y obras, pues actualizaré EDITIONS hoy no he visto el paraíso, en WordPress, la plataforma de Bubok y, si contradecir al MAL me sostiene, reabriré la página en Facebook y los grupos de discusión que tanto inspiran. Gracias también por los numerosos mensajes, en mayoría jocosos, incluso de besadores del culito del diablo. No he podido responder por falta de tiempo.

Avisaré cuando actualice cada lugar.

 

Gracias y muchas felicidades, amigos.

Hoy no he visto el Paraíso Ediciones